FILOSOFÍA

Zinexín nació en 2004 con el objetivo de acercar una muestra del cine actual al público de La Roda, que durante estos doce años ha disfrutado de una proyección de películas y cortometrajes en pantalla grande. Desde su origen, Zinexín se ha ido adaptando a las circunstancias tecnológicas, sociales y económicas, evolucionando hacia nuevos modelos más sostenibles, en los cuales el fomento de la cultura con equidad ética ha de prevalecer sobre intereses políticos y/o económicos. Por eso, no solo hemos cambiado la forma de seleccionar las obras (no lanzamos una convocatoria abierta, programamos por invitación), sino también la forma de apoyarlas (en lugar de otorgar premios para unos pocos elegidos, repartimos por igual el dinero entre todos los seleccionados) y ahora sólo nos centramos en las proyecciones.  El objetivo sigue siendo el mismo: ser el nexo entre el público de La Roda y alrededores y la obra de los cineastas más interesantes del momento a través de la pantalla grande.

Insistimos en lo de “pantalla grande”, porque con el auge de Internet y de los canales de vídeo, la forma de consumir películas está cambiando y cada vez se cierran más salas, a pesar de que cada vez se ve más cine. Así como en la comunicación a través de las nuevas tecnologías ganamos en cantidad pero perdemos en calidad, cada vez tenemos acceso a más películas pero las vemos peor. Por eso nos parece importante resistir, porque así, al menos una vez al año, en el auditorio de la Casa de la Cultura de La Roda, seguirá existiendo el ritual de dejar nuestro cuerpo sentado en una sala a oscuras, rodeados de gente, mientras nuestra mente entra en otros mundos, en otras vidas o incluso en nosotros mismos, mecidos, acariciados o sacudidos por la sucesión de imágenes y sonidos que transcurre por la pantalla, la gran pantalla.